Efemérides astronómicas de la semana del 1 al 7 de diciembre

Tal y como ya se anunció en noviembre, se informará semanalmente de la situación de la Luna, los planetas, su observabilidad o no y las lluvias de estrellas más interesantes que acontezcan. Esta vez vamos a hablar de la semana del 1 al 7 de diciembre. Como resumen general, en esta semana todavía vamos a tener ciertos problemas para observar algunos planetas, y no van a ocurrir máximos de calibre en las lluvias meteóricas, pero el cielo de invierno indudablemente nos ofrece un abanico de posibilidades imposibles de dejar pasar. ¡Empecemos!

Más información

Reportaje: La Superluna en imágenes.

El pasado día 14 pudimos asistir a la Superluna, un evento que normalmente es anunciado por las televisiones de forma muy sucinta, en ocasiones casi imperceptible (¿sabíais que queda otra para despedir el año y, guardad lo que digo, no dirán nada?), y que tuvo gran eco este mes a raíz de ser la más grande en 68 años. No voy a hacer incursiones en otros temas, no voy a criticar lo escuchado en los medios (a eso le dedicaré una entrada entera en un futuro), ni voy a hacer diatribas de páginas como acostumbraba a hacer en Astronomía a tu Alcance. Hoy no. Hoy solo me gustaría compartir las estupendas imágenes que hicieron los lectores y que nos fueron enviando a lo largo de los días que la Luna nos saludó. Comencemos, pues…

Más información

Fallece el astrónomo Klim Churyumov

Ya informamos en julio sobre la muerte del histórico astrónomo checo Antonín Rükl, cuya vida quisimos contar para que no cayese en el olvido de las nuevas generaciones de astrónomos que viven anclados en el presente. No va a ser menos con Klim Churyumov, quien falleció desgraciadamente ayer a la edad de 79 años en Kharkiv (Ucrania). Posiblemente su nombre no os diga nada a algunos, pero si os hablo del cometa 67P Churyumov-Gerasimenko, visitado por la misión Rosetta, entonces entenderéis mejor la magnitud del suceso.

Resultado de imagen de churyumov klim rosetta

Más información

El Catálogo Messier. ¿Quién lo inventó y por qué lo hizo?

Bienvenidos/as de nuevo. Hoy quisiera hablaros de un catálogo histórico de la Astronomía que a día de hoy sigue siendo el más famoso que un observador puede encontrar -y tratar de observar enteramente-: el catálogo Messier.

Retrato de Charles Messier, su inventor

El catálogo Messier fue una lista de astros confeccionada por el astrónomo francés Charles Messier en 1774 -fecha de su primera edición-, quien en un principio la denominó Catalogue des Nébuleuses et des amas d’Étoiles que l’on découvre parmi les Étoiles fixes sur l’horizon de Paris o lo que es lo mismo, en castellano: Catálogo de Nebulosas y de Cúmulos Estelares que se observan entre las estrellas fijas por encima del horizonte de París, y que confeccionó desde un hotel de la capital con su telescopio refractor de 4 pulgadas, un instrumento al alcance de pocos en aquella época. Más información

Entrevista a David Galadí

Muy buenos días. Tal y como se hizo en Astronomía a tu Alcance, hace exactamente 3 años ya, tocaba inaugurar la sección de entrevistas de este nuevo proyecto, y quién mejor para realizar los honores que el astrónomo y divulgador David Galadí, uno de los más famosos y consagrados desde hace décadas que ha enseñado la ciencia a millares de personas de todas las ramas y que, como veremos, piensa seguir haciéndolo por mucho más tiempo. Aquí abajo su biografía para quienes quieran conocerlo mejor y, bajo esta -para quienes ya lo conozcan-, la gran entrevista realizada por la cual le estoy enormemente agradecido.

Más información

Cómo calcular el número de estrellas visibles

Muy buenos días y bienvenidos y bienvenidas a una nueva entrada tras estas vacaciones. Hoy os voy a enseñar a calcular el número de estrellas visibles en el cielo de cualquier magnitud mediante matemáticas que explicaré paso a paso. Tras ello os pondré un par de problemas de matemáticas avanzadas que también enseñaré a resolver con las propiedades logarítmicas. Más información

Cómo ver las Perseidas 2016 en España

Muy buenas noches, al fin ha llegado el tiempo de las Perseidas, lluvia que comenzó hace ya días, pero que arriba a un momento de especial actividad.

 

Swift-Tuttle_708X450.jpg
Este es el cuerpo que causa la mayoría de nuestras alegrías estivales.

Las Perseidas o ‘lágrimas de San Lorenzo’ por dar su pico usualmente pasados dos días del día de San Lorenzo, ya de por sí un evento especial a nivel astronómico todos los años por su enorme densidad meteórica y su calma atmosférica para verlas, este año serán todavía más cruciales, pues se espera que cuadrupliquen o quintupliquen su tasa hasta alcanzar cifras que oscilarían entre 300 y 500 meteoros por hora (de 5 a 8 por minuto, o uno cada diez segundos), siempre y cuando disfrutemos de un buen cielo y podamos cubrir con la vista su amplia mayoría. De confirmarse estos datos, serían las Perseidas más generosas desde el año 1993, y la lluvia de meteoros más copiosa desde las Dracónidas de octubre de 2011, que dejaron hasta medio millar.

¿Por qué ocurrirá? Las lluvias de meteoros se producen a partir de los residuos que dejan los cometas tras su paso próximo a la Tierra, formados mayoritariamente por polvo, arena y -en poca densidad- guijarros y pequeñas rocas. Como cada paso del cometa es muy irregular (conforme pierden masa su periodo disminuye y su órbita se altera por cientos de kilómetros), a su paso durante milenios -pues su periodo orbital es de 133 años- ha barrido órbitas muy amplias y variadas, que han dejado zonas con mayor densidad de material que las aledañas. En 2016 tendremos la enorme suerte de pasar por una de las nubes de materiales sublimados por este cometa más densas que, se cree, existen.

perseids-es

¿Hacia dónde mirar? Entrada la noche, deberemos mirar hacia el NORESTE (NE). Allá, este año, justo a la izquierda del maravilloso doble cúmulo de Perseo encontraremos la mayor concentración de meteoros. Si alguien está en un lugar oscuro (o medianamente oscuro), puede localizarlo con mayor precisión buscando una característica uve doble en el cielo, correspondiente a la constelación de Casiopea. Justo bajo el extremo izquierdo de dicha uve doble se encuentra la ‘zona cero’ de las Perseidas. Localización exacta debajo.

perseids-radiant

¿Cuándo verlas? Como todos los años, la fecha más apropiada para observar las Perseidas en su máximo es el 12 de agosto. Este año convendrá más apreciarlas a las 2 de la madrugada, la 1 de la madrugada si usted reside en Canarias. En ese momento se estima un mínimo conservador de 180 a 220 meteros por hora y un máximo quizá un poco exagerado de entre 500 y 600. Hacer una porra o dar una opinión de experto sobre ello es complicado; poco sabemos de las concentraciones de materiales, de las condiciones de observación y de cómo ocurrirán; solo sabemos que serán memorables. Recordemos que para las Dracónidas de 2011 muy pocos aficionados mencionaron la posibilidad de un estallido en su actividad y al final llegamos a contarlas a centenares. En todo caso, lo único seguro es que las disfrutarán. Ojo. No desfallezcáis. El día 11, previo al del máximo, la tasa será muy alta, al igual que el 13 mismo. Y podréis seguir disfrutando de ellos hasta el mismísimo 26 de agosto. La clave en la Astronomía es ser continuo y sacrificarse. 

1405328674774

La Luna… ¿dificultará este año la observación? Por desgracia las mejores noches de Perseidas de estos diez últimos años se vieron jalonadas por borrascas o por Lunas llenas. Este año no ocurrirá de forma especialmente importante. Se espera buen tiempo prácticamente en toda la geografía y la Luna se hallará en una cándida fase creciente a un 61% muy brillante que no supondrá tantos problemas como pareciera para observar estos meteoros, cuyo brillo aparente es de 2 magnitudes (aproximadamente el mismo que el de la Estrella Polar, contando con que los meteoros son mucho más vistosos) ya que se encontrará en el punto exactamente opuesto a la zona donde miremos.

¿Consejos de observación? Comodidad ante todo. En una noche de Perseidas, pongamos de 23 horas a 3 horas entre la noche y la madrugada, vamos a pasar mucho tiempo mirando al cielo, por lo cual se recomienda no mantener posturas incómodas o mantenidas largamente. Por ello, conviene utilizar un asiento recostable, una hamaca, tumbarse literalmente en el césped o en el suelo y, lo más importante, tratar de cubrir el máximo de cielo posible teniendo sin perder de vista el radiante (zona donde parecen irradiar todos los meteoros). En muchas ocasiones podremos ver más meteoros cubriendo todo el cielo que mirando únicamente hacia una zona. Por ello debemos situarnos en un punto intermedio, barriendo el cielo con los ojos, implicándonos.

 

Muchísima suerte y ¡a por todas las Perseidas!