Muy buenas noches, al fin ha llegado el tiempo de las Perseidas, lluvia que comenzó hace ya días, pero que arriba a un momento de especial actividad.

 

Swift-Tuttle_708X450.jpg
Este es el cuerpo que causa la mayoría de nuestras alegrías estivales.

Las Perseidas o ‘lágrimas de San Lorenzo’ por dar su pico usualmente pasados dos días del día de San Lorenzo, ya de por sí un evento especial a nivel astronómico todos los años por su enorme densidad meteórica y su calma atmosférica para verlas, este año serán todavía más cruciales, pues se espera que cuadrupliquen o quintupliquen su tasa hasta alcanzar cifras que oscilarían entre 300 y 500 meteoros por hora (de 5 a 8 por minuto, o uno cada diez segundos), siempre y cuando disfrutemos de un buen cielo y podamos cubrir con la vista su amplia mayoría. De confirmarse estos datos, serían las Perseidas más generosas desde el año 1993, y la lluvia de meteoros más copiosa desde las Dracónidas de octubre de 2011, que dejaron hasta medio millar.

¿Por qué ocurrirá? Las lluvias de meteoros se producen a partir de los residuos que dejan los cometas tras su paso próximo a la Tierra, formados mayoritariamente por polvo, arena y -en poca densidad- guijarros y pequeñas rocas. Como cada paso del cometa es muy irregular (conforme pierden masa su periodo disminuye y su órbita se altera por cientos de kilómetros), a su paso durante milenios -pues su periodo orbital es de 133 años- ha barrido órbitas muy amplias y variadas, que han dejado zonas con mayor densidad de material que las aledañas. En 2016 tendremos la enorme suerte de pasar por una de las nubes de materiales sublimados por este cometa más densas que, se cree, existen.

perseids-es

¿Hacia dónde mirar? Entrada la noche, deberemos mirar hacia el NORESTE (NE). Allá, este año, justo a la izquierda del maravilloso doble cúmulo de Perseo encontraremos la mayor concentración de meteoros. Si alguien está en un lugar oscuro (o medianamente oscuro), puede localizarlo con mayor precisión buscando una característica uve doble en el cielo, correspondiente a la constelación de Casiopea. Justo bajo el extremo izquierdo de dicha uve doble se encuentra la ‘zona cero’ de las Perseidas. Localización exacta debajo.

perseids-radiant

¿Cuándo verlas? Como todos los años, la fecha más apropiada para observar las Perseidas en su máximo es el 12 de agosto. Este año convendrá más apreciarlas a las 2 de la madrugada, la 1 de la madrugada si usted reside en Canarias. En ese momento se estima un mínimo conservador de 180 a 220 meteros por hora y un máximo quizá un poco exagerado de entre 500 y 600. Hacer una porra o dar una opinión de experto sobre ello es complicado; poco sabemos de las concentraciones de materiales, de las condiciones de observación y de cómo ocurrirán; solo sabemos que serán memorables. Recordemos que para las Dracónidas de 2011 muy pocos aficionados mencionaron la posibilidad de un estallido en su actividad y al final llegamos a contarlas a centenares. En todo caso, lo único seguro es que las disfrutarán. Ojo. No desfallezcáis. El día 11, previo al del máximo, la tasa será muy alta, al igual que el 13 mismo. Y podréis seguir disfrutando de ellos hasta el mismísimo 26 de agosto. La clave en la Astronomía es ser continuo y sacrificarse. 

1405328674774

La Luna… ¿dificultará este año la observación? Por desgracia las mejores noches de Perseidas de estos diez últimos años se vieron jalonadas por borrascas o por Lunas llenas. Este año no ocurrirá de forma especialmente importante. Se espera buen tiempo prácticamente en toda la geografía y la Luna se hallará en una cándida fase creciente a un 61% muy brillante que no supondrá tantos problemas como pareciera para observar estos meteoros, cuyo brillo aparente es de 2 magnitudes (aproximadamente el mismo que el de la Estrella Polar, contando con que los meteoros son mucho más vistosos) ya que se encontrará en el punto exactamente opuesto a la zona donde miremos.

¿Consejos de observación? Comodidad ante todo. En una noche de Perseidas, pongamos de 23 horas a 3 horas entre la noche y la madrugada, vamos a pasar mucho tiempo mirando al cielo, por lo cual se recomienda no mantener posturas incómodas o mantenidas largamente. Por ello, conviene utilizar un asiento recostable, una hamaca, tumbarse literalmente en el césped o en el suelo y, lo más importante, tratar de cubrir el máximo de cielo posible teniendo sin perder de vista el radiante (zona donde parecen irradiar todos los meteoros). En muchas ocasiones podremos ver más meteoros cubriendo todo el cielo que mirando únicamente hacia una zona. Por ello debemos situarnos en un punto intermedio, barriendo el cielo con los ojos, implicándonos.

 

Muchísima suerte y ¡a por todas las Perseidas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s