Información: contrataciones y contacto. Futuras charlas y eventos.

Muy buenos días,

Habéis sido muchos los que habéis enviado vuestras solicitudes de colaboración o de realización de eventos, charlas y talleres de múltiples ciencias, así como de observaciones o publicaciones en cualquier lugar de la geografía española, y desde particulares hasta centros. Para ello, algo totalmente realizado desde el deseo de la divulgación de la materia y de forma tanto desinteresada como en todo momento cercana y flexible, os facilitamos una nueva dirección de correo y os contamos más acerca tanto de cómo solicitarlos como de aquellos que ya están siendo preparados.

Nosotros atendemos diariamente nuestras redes sociales, que como bien sabéis, podéis utilizar para enviar vuestras consultas y aportaciones de forma pública o vuestras peticiones vía privado (Facebook , Twitter). No obstante, para mayor formalidad y comodidad, también se dispone de nuestro nuevo correo electrónico, info.cienciatualcance@gmail.com

Ciencia a tu Alcance puede realizar talleres, charlas, eventos o incluso ayudar con publicaciones sobre temas relacionados con la Bioquímica, Biomedicina, Medicina, Astronomía, Física y Astrofísica, así como también Biología.

  • En el caso de las charlas no sería necesario, pero igualmente también se puede solicitar el tratamiento, si se desea, de un tema en específico.
  • En el caso de los eventos, se tratarían multitud de temas relacionados con una o varias de las citadas disciplinas en el tiempo que se estipulase por parte del solicitante y organizador, para lo cual traeríamos los materiales necesarios e impartiríamos coloquios, charlas, facilitaríamos todo aquello que fuese necesario para el máximo disfrute del público asistente y organizaríamos un horario completo para brindar una experiencia intensa, lúdica y divulgativa.
  • En cuanto a las observaciones, debería indicarse el lugar de las mismas, para lo cual nos desplazaríamos allá y se prepararían, en caso de no desear la cancelación de la misma, una charla o un taller en interior para todos aquellos que desearan vivir una velada astronómica por mucho que el tiempo no acompañase.
  • En cuanto a las publicaciones, el equipo de Ciencia a tu Alcance se encuentra actualmente escribiendo un libro relacionado con la Astronomía, de bajo precio a pesar de los costes en producción que llevamos (y, sobre todo, tiempo), dirigido a todos los públicos y en proceso de estructuración. Puesto que este mundo es muy amplio y todavía estamos concentrados en la escritura del mismo, no hemos buscado ninguna empresa, editorial o grupo que lo publique. Si existe alguna que esté interesada en hacerse con los derechos del mismo, estamos abiertos a hablar con ella las condiciones pertinentes y enviar los fragmentos que se requieran para formalizar todo acuerdo. 

A continuación, puesto que esto funciona y ya hemos cerrado muchas propuestas, procedo a enumerar algunos de los eventos que se me han permitido revelar por parte de los organizadores y que vamos a realizar el año que viene:

  • Charla sobre Astronomía práctica y visual. (Venta del Moro, julio de 2018).
  • Charla sobre Curiosidades Astronómicas.  (Valencia, primavera de 2018).
  • Seminario sobre Astrobiología (Burjassot -Fac. Biológicas-, Valencia, noviembre de 2017).
  • Charla sobre Astronomía pedagógica con explicación a fenómenos comunes. (Utiel-Requena,  agosto de 2018).
  • Charla y observación astronómica (Caudete de las Fuentes, julio de 2018).

Sobre las mismas ya se irá informando conforme se acerquen, se cierren detalles y se confirme su realización. De momento son los cuatro eventos de una lista que irá actualizándose a medida que se puedan anunciar muchos más y organicemos otros tantos. Los cuatro primeros de una larga lista.

Un saludo a todos y a todas, cielos despejados y, ¡que continúe la divulgación!

Anuncios

12 de octubre: 12 motivos para celebrarlo científicamente

Muy buenos días, y muy buen 12 de octubre. Al margen de los motivos que cada persona posea para celebrar el mismo, considero que fuera de la política, uno de los mayores es nuestra Ciencia, que, sufriendo y habiendo sufrido las vicisitudes por las que pasa, tanto políticas como económicas, y en peores condiciones que decenas de países, sigue en el ‘top’ mundial, algo que no hace sino evidenciar que la calidad de nuestros científicos es impresionante, motivo de orgullo en este día y de una capacidad para sobreponerse que define nuestros valores. Hoy, quisiera daros doce motivos por los que estar orgullosos de este país un doce de octubre, ‘su’ día.

 

160212043115_sp_gravitational_waves_640x360_epa_nocredit.jpg

  1. Feliz 12 de octubre, porque la Universidad de las Islas Baleares, junto a muchos otros organismos, consiguió que se detectasen, un siglo después, las ondas gravitacionales que Einstein predijo en 1915, y que cambiaron el panorama de la Física, puesto que, de ir más allá en este campo, podríamos dar validez a teorías ambiciosas que pretenden clasificar esta fuerza e incluso unificarla. A día de hoy ya han sido dos los hallazgos de ondas gravitatorias, y de dónde han provenido, además.

 

70f9a6403a335f4a2fb1931ca4a9752f.png

2. Feliz 12 de octubre, porque amplios grupos de biólogos y paleontólogos españoles, desde el CSIC español o el Max Planck alemán, tales como Antonio Rosas o Sergi Castellano han permitido a la humanidad conocer que, ellos, Homo Sapiens, se cruzaron hace 100.000 años con el Hombre de Neandertal, y que de este cruce heredaron genes que les confieren, entre otras cosas, inmunidad a gran cantidad de enfermedades.

nm.3394-F2.jpg

3. Feliz 12 de octubre, porque del Instituto de Investigación Biomédica español, sito en Barcelona, y de mano de Salvador Aznar, se halló el porqué de las metástasis (cómo se producen, qué las lleva a desencadenarse), lo cual propició que se comenzase a teorizar sobre el tema y a establecer líneas de investigación en Oncología para poder combatirlas de forma efectiva y a tiempo.

Resultado de imagen de exoesqueleto csic

4. Feliz 12 de octubre porque el CSIC español creó, de la mano de un gran equipo de investigadores españoles el primer exoesqueleto del mundo para niños con atrofia muscular espinal (AME), que hasta ahora no tenían prácticamente alternativas para su movilidad, y que se está desarrollando para poder ser vendido al más bajo de los precios y poder llegar a todos los niños afectados por esta terrible enfermedad.

2017_06_07303A_haumea_8_290_sized.jpg

5. Feliz 12 de octubre porque el último hallazgo científico que publicó la revista Nature, ayer mismo, en el que se citaba el descubrimiento de dos lunas en el planeta enano (mayor que Plutón) Haumea, y la posesión de un sistema de anillos de 70 kilómetros de grosor, fue en parte ‘culpa’ de nuestros telescopios y del CSIC. Muchos seguirán ignorándolo, pero es el primero de este tipo.

Estoy-viviendo-la-revolucion-CRISPR-con-agobio-y-felicidad_image_380 (1).jpg

6. Feliz 12 de octubre porque de España, y de la Comunitat Valenciana, ha salido la posibilidad de editar el genoma en vida y, por ello, eliminar enfermedades letales y curar cánceres en vida de la mano de Francisco (Francis) Mojica, ganador del galardón más prestigioso de Medicina de Estados Unidos y candidato muy serio al Premio Nobel de Medicina y Fisiología de 2017, que finalmente no pudo llevarse.

Foto_grupo_SEA (1).png

7. Feliz 12 de octubre porque nuestra Sociedad Española de Astronomía (SEA) ya cuenta con más de 700 especialistas, distribuidos de forma bastante heterogénea, destacados y citados mundialmente, que llevan a cabo grandes estudios en múltiples campos y disciplinas de la Astronomía y Astrofísica y luchan contra los recortes con todavía más éxitos.

Panora-mica3(HD).jpg

8. Feliz 12 de octubre porque pese a las vicisitudes económicas que hemos atravesado y atravesamos, nos hemos convertido en el 8º país del mundo a nivel de Astronomía, cuando a principios de este milenio ni siquiera entrábamos en la lista, gracias a una comunidad extensa de astrónomos aficionados en la base de la pirámide, y al centenar de telescopios de los que disponemos ligados a docenas de organismos científicos que los explotan, en la punta de la misma.

1389732327_440612_1389732916_noticia_normal.jpg

9. Feliz 12 de octubre, por este año y muchos más, ya que gracias a Juan Carlos Izpisúa, otro de los grandes investigadores españoles que desde aquí -hasta hace poco- y Estados Unidos descubre el intrincado entramado de los genes y su configuración, está logrando la reprogramación celular mediante células madre y mejorando no solo el envejecimiento, sino retrasándolo y potenciando la calidad de vida de las personas en edad senil, hecho que -de la mano del Instituto Salk-, podría crear un futuro en que se mejorase la salud de los ancianos y se eliminase el dolor de las enfermedades asociadas a la edad, y de la misma muerte.

1ExoMarsSobreMarteCreditoEs.gif

 

10. Feliz 12 de octubre porque España está en Europa, en la Tierra y desde el año pasado también en Marte, porque consiguió que más de una catorceava parte del presupuesto destinado a la ExoMars 2016, una misión marciana que promete de cara al futuro de la observación de este mundo, proviniese de España, en forma, principalmente, de útiles de medición y de aparatos tecnológicos desarrollados por empresas del país que, por cierto, confirmamos que han funcionado a la perfección y han aportado los datos más precisos que tenemos.

_90917425_location_proxima_b_spanish.png

11. Feliz 12 de octubre porque de manos de un astrofísico español, Guillem Anglada-Escudé, desde Londres, se consiguió descubrir el exoplaneta más cercano a la Tierra, orbitando, precisamente, ¡alrededor de la estrella más cercana, a tan solo 4 años-luz! Si tiene vida o no, lo desconocemos, a pesar de que los indicios nos llevan a pensar que, por lo observado en él, si fuese posible la vida alrededor de enanas rojas, seguramente este planeta posea los únicos vecinos que podríamos conocer en un tiempo razonable. Este científico y este hallazgo formaron parte del top 10 de hallazgos y de científicos de 2016 según la revista Nature… ¡Casi nada!

Portada-jardin-funerario-Egipto.jpg

12. Feliz 12 de octubre porque egiptólogos españoles desenterraron, en Luxor, un jardín egipcio que poseía árboles, arbustos, cerámicas, ofrendas frutales, huertos y necrópolis, un hallazgo de hace más de 4000 años que nos permitió conocer de primera mano la vida en el Antiguo Egipto, el ‘modus vivendi’ de su sociedad y la organización de ésta misma, incluso su alimentación. Quizá acaben de, por desgracia, enterarse ahora.

 

Mucho más que decir, pero el objetivo a partir de ahora es informarles día a día de la Ciencia española y no esperar a días como éste para recordarles lo mucho que vale. Espero que les haya gustado, que compartan si, como yo, sienten a este país, a su gran ciencia y luchan porque todo siga así, o mejor, evidentemente. Por último, recordarles al final de la entrada y de forma breve, que este proyecto es costoso y, si les ha ayudado o aportado, pueden dejar su aportación aquí para continúe en pie. Un saludo y buenas tardes.

Las mejores imágenes de diciembre de 2016

 

Muy buenos días, tras un año sin vernos y ya en enero de 2017, tocaba publicar las mejores astrofotografías del mes. Como os fui diciendo a lo largo de estas más de cuatro semanas, se realizaría una compilación de vuestras mejores fotos de puestas de Sol, naturaleza, Sistema Solar, cielo profundo, campo amplio… para disfrute de los lectores. Este mes han sido más de 70 las recibidas, que podréis ver en las presentaciones de abajo simplemente dándole a la fecha de ‘atrás’ o ‘adelante’. Abajo, los agradecimientos a todas y cada una de las personas que lo han hecho posible. Un saludo, feliz Año Nuevo y… ¡a disfrutarlo!

Cielo profundo

De cielo profundo llegaron muy pocas imágenes. Poseemos de las galaxias de fondo que captó un compañero (y que incluimos en planetaria por salir en el campo de un planeta) y ninguna nebulosa planetaria, aunque Carlos di Nallo sí que realizó una Nebulosa de la Bruja preciosa desde Argentina y nuestro compañero Miguel Reyes pudo fotografiar los cúmulos de M41 y M45, así como también el cúmulo NGC 2354 y las Híades, y otra Nebulosa, la de Orión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Planetaria

También hubo astrofotografía planetaria, y es que nuestros seguidores, desde una gran cantidad de lugares (México, España, Irlanda…) tomaron fotos a las conjunciones Júpiter-Luna, Marte-Venus-Luna… Y hasta se atrevieron a inmortalizar a los dos colosos distantes, Neptuno y Urano, una hazaña cuanto menos. Destaca la gran actividad de Mario Zamora, desde Bétera, y María Teresa, desde Valencia, que no se perdieron ni una, y la de Miguel Reyes, que no se perdió ninguna ocultación, y captó nebulosas, cúmulos, tres planetas y hasta le sobró tiempo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Cielo, naturaleza, miscelánea

Como siempre, nos enviáis fotos de naturaleza, cielo, puestas de Sol, paisajes… que no se encuadran dentro del resto de categorías, pero que son igual de válidas y bonitas. Esta sección, la miscelánea, el cajón de sastre… os pertenece. Gracias a todas las personas que, de nuevo, desde Venezuela, Guatemala, México, España y… ¡el aire!, nos enviáis imágenes de tan alta calidad, hasta de erupciones volcánicas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

AGRADECIMIENTOS

Agradecer por el envío de las imágenes desde tantos países distintos a sus autores, quienes son:

  • José María Fernández, del blog Cielos de Osuna, por sus imágenes de Neptuno y Urano, los dos gigantes lejanos, que ha captado hasta con satélites y galaxias incluidas.
  • Venta del Moro y Aldeas, por su cobertura climática y sus imágenes.
  • Osbal, por su atardecer, que nos envió de entre los primeros este mes.
  • Rafael Moreno Urquía, por sus fotografías desde Venezuela, cubriendo temporales climáticos y demás, y siendo el primero en enviarlas.
  • Karina Aveland, desde México, por su imagen desde Jalisco.
  • Bezeta, por ser el primero en enviar una imagen de naturaleza.
  • Prevenció d’Incendis Forestals, por dar tanta cobertura fotográfica de la Comunitat Valenciana y enviar en ciertas ocasiones imágenes de elevado valor.
  • Ykeels, por enviar desde Guatemala tanto feedback y, en especial, esta ¡volcánica! imagen.
  • Teia Ptt, por una fotografía desde un avión. Hay volcanes, constelaciones, cúmulos, nebulosas… y hasta fotos desde el aire. No dejáis de sorprendernos.
  • Eloy Domínguez, desde Santiago de Compostela, por su participación reiterada. Ya nos dejó las mejores instantáneas de la Superluna de noviembre y vuelve a repetir imágenes en dos secciones. Más lunas y soles.
  • Ismael Tellado, por su preciosa imagen desde Fontenla, Galicia. Se ven a leguas sus dotes como fotógrafo.
  • Cristina Mainar, desde Zaragoza, quien poseyendo un blog de Literatura se interesa también por la naturaleza y sus peculiares formas y nos regala este frente nuboso en pleno avance.
  • María Teresa, desde Valencia, quien se inicia en la Astronomía y lo hace viendo Venus, Marte y Júpiter, cubriendo dos conjunciones y teniendo tiempo para aportar sus imágenes de atardeceres. Un todoterreno.
  • Miguel Ángel Reyes, desde Zureda (Asturias), quien ha sido quizá de los más completos,al cubrir Marte, Venus y Neptuno (lástima que se nos quedase en el tintero ese Urano), tres cúmulos abiertos y una nebulosa. Le ha sobrado tiempo para inmortalizar constelaciones enteras y hasta atardeceres. ¡Bravo!
  • Carlos di Nallo, desde el blog Alfa Centauri, quien ya es un consumado astrofotógrafo y ha cosechado alguna que otra distinción global. Qué decir de su Cabeza de Bruja. Viejo conocido del blog al haber salido en las compilaciones de 2013 y 2014.
  • Mario Zamora, el astrónomo y meteorólogo de nuestras redes. Se atreve con nebulosas, cúmulos, con Venus, con Marte, con Júpiter, casi nos saca hasta un Neptuno en zona urbana, y le sobra para darnos una Estación Espacial. Otro de los astrónomos que ha cubierto todo este final de año.
  • José Serna, quien tomó desde Moratalla, Murcia, una de las fotos que más me han sorprendido por poseer unos cielos tan buenos como los que desgraciadamente solo en verano puedo disfrutar. Si algún día se anima a hacer una nocturna, le daremos difusión.
  • ‘Gracie Ni’, our first non-hispanic follower that, month by month, sends her Supermoons from Mayo, Ireland. Congratulations for your great work and for the way you always include the Nature on your pictures. Happy new year to you all from Spain!
  • Inma Fernández, una de las primeras seguidoras del blog en 2013, que siempre cubre los eventos principales, especialmente las Superlunas y los eclipses, desde Levante. Un saludo y feliz año para ella.
  • Manu Cáceres, por su imagen que, aunque tenga algo más de dos años, había que añadir por el enorme mérito de haberla realizado con un par de binoculares. Y también que nunca es tarde para enviarlas; las cosas buenas se hacen esperar 😛
  • Manuel Rodríguez Huerta, desde México, quien ha logrado inmortalizar el único Mercurio del mes, faltándonos solo por motivos evidentes Saturno (estaba muy próximo al Sol). Qué bella colección nos habéis dado.
  • Alfredo Miguel, desde Barcelona, apasionado por la astrofotografía, quien -con un móvil, igual que la gran mayoría de nuestros seguidores-, nos trae conjunción tras otra.
  • Miguel Chioare, premio quizá a la astrofotografía más ocurrente junto al acueducto segoviano de Miguel Reyes, con su dinosaurio turolense.
  • Alberto González, quien repite para enviarnos una maraivillosa conjunción.
  • Ana Urquiza, quien demuestra que no importa el instrumental del que dispongas, sino las ganas que le eches. Con móvil y desde pleno casco urbano logró captar la Luna con Venus. ¡Objetivo más que cumplido! Enhorabuena.

 

Esperando no olvidarme de nadie, pues sois veinticinco los seguidores que habéis realizado vuestros aportes (y dos más habéis realizado ya los primeros de enero de 2017), os agradezco que hagáis posible la primera entrega de esta saga mensual que jalonará nuestro 2017 (y de la que haremos una compilación con lo mejor del año, seleccionando lo mejor de cada mes), espero que os haya gustado también a los lectores y os animo a que dejéis por correo (astronomiatualcance@gmail.com) o por las redes sociales (@Ciencia_Alcance en Twitter o Ciencia a tu Alcance en Facebook) vuestras instantáneas, sean de lo que sean (naturaleza, puestas de Sol, planetas, cielo profundo…), pues saldrán 100 por 100 seguro en la compilación de enero de 2017, para la que ya tenemos 5 fotos (en catorce horas). Un saludo y feliz año.

10 curiosidades sobre ciencia que quizá no conocías

Muy buenas tardes y bienvenidos de nuevo al blog. Tras dos años leyendo libros, apuntando datos curiosos en conferencias y estudiando la materia científica, he decidido retomar la serie de ’10 curiosidades’ que ya hice otrora, y que ayuda a divulgar temas complejos y variados en muy pocos minutos de forma bastante visual. Si hay curiosidades sobre las que os gustase saber más o que tratase en un artículo entero, hacedlo llegar en los comentarios de esta entrada y la incluiré en el plan del mes de enero.

Más información

Qué observar este invierno desde España

Muy buenas tardes y bienvenidos a una nueva entrada. Esta vez, aprovechando que el invierno ha llegado exactamente a las 11 y 44 minutos de la mañana de hoy, os voy a mostrar, gracias a la infografía que nos envía el equipo de Universe2Go, cuáles son los fenómenos más interesantes que se podrán ver estos 88 días que durará la estación, y algunos sobre los cuales informaremos más llegada la fecha pertinente.  Los tenéis en esta práctica imagen, pero os los desgrano:

jipklñ.jpg
Primera conjunción de la temporada entre la Luna y Júpiter -de muchas-. ¡Ánimo!

22 y 23 de diciembre: conjunción entre la Luna y Júpiter. El mejor momento para observarla será el 23, pero hace falta una buena fuerza de voluntad: ocurrirá a partir de las 3.30 de la madrugada.

lunamartevenus.jpg
Marte, aunque defraude estos meses, va a dar buen espectáculo en la eclíptica.

3 de enero: la Luna, Marte y Venus también nos mostrarán una preciosa conjunción. Esta vez, será más accesible que la de diciembre, al encontrarse nuestro satélite en una fase mucho más reducida y al ser Venus todavía más brillante.

cuadrántidas.jpg
¡Volveré con más información de las Cuadrántidas! Pero id haciéndoos una idea de hacia dónde mirar.

3 de enero: pero lo más importante este día será el máximo de la Lluvia de las Cuadrántidas, en la constelación de Boyero, en el que se verán hasta 120 por hora. Le dedicaremos un especial como el de las Gemínidas para ambos hemisferios cuando llegue su hora. Tened mucha voluntad también, pues se verán a partir de las 3 de la madrugada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

13 de enero: ¿Quieres convertirte en el Rey del Sistema Solar? Este día tienes todas las papeletas para ver Neptuno, ¡siempre y cuando lleves prismáticos! Venus, en el Oeste, será el astro más brillante del cielo con magnitud -4, y justo a su izquierda, a una Luna de distancia, muy pegado, estará un astro mucho más tenue y azulado, a miles de millones de kilómetros: Neptuno. No habrá mejor ocasión para observarlo, así que aprovechadla.

vesta.jpg
Este año no vamos a dejar de mirar hacia Géminis.

18 de enero: el asteroide (y planeta menor) Vesta, estará en oposición al Sol, por lo que será una ocasión de oro para observarlo. Todos oímos hablar de cometas, pero los asteroides también existen y son muy visibles. Arriba tenéis cómo localizarlo, aunque las cartas astronómicas serán cruciales para saber si lo que habéis visto es una estrella o Vesta, porque no hay diferencia a simple vista ni con prismáticos.

lunamercuriosaturno.jpg
Mercurio, la Luna y Saturno. Buena forma para ver el planeta más escurridizo del cielo junto al primer planeta de los anillos de la temporada.

25 de enero: parecía imposible captar Mercurio y Saturno a lo largo de diciembre, pero enero será más benévolo y nos permitirá observarlos a los dos, justo antes de la salida del Sol. Saturno, con magnitud 0.5 empezará a despegarse del Sol y a darnos un año de observación muy bueno mientras que Mercurio, aunque se alejará, se dejará ver con magnitud 0.6.

1 de febrero: la Luna, Marte y Venus, en el mismo sitio que el mes anterior y a la misma hora, volverán a encontrarse en una conjunción que ya habremos visto otras muchas veces. Marte, cada vez menos brillante, bajará de la magnitud 1.1 y ni siquiera con telescopio merecerá la pena dedicarle tiempo. Será un disco enano.

hondamrkos.jpg
Sobre esta corona minúscula del Este observareis vuestro primer cometa. Pero tranquilos; falta mucho y ya os informaré de cómo hacerlo en condiciones.

7 de febrero: ¡Y llegan los cometas! Estos entes, tan raros por los cielos boreales –al menos que puedan estar al alcance de los más principiantes-, enviarán al cometa 45P/Honda–Mrkos–Pajdušáková (Cometa Honda, para los amigos). Este se mantendrá de febrero a marzo entre la magnitud 6 y la 8,  hecho que no lo hace fácil de atisbar si no fuese porque presentará una cabellera bien consistente que lo ayudará a distinguir de cualquier estrella inequívocamente. A partir de febrero podréis levantaros a las 3 de la mañana y buscarlo. Los días de perihelio se moverá hacia la Corona Boreal, que veis en la imagen, así que no tendrá pérdida con unos prismáticos.

luna saturno antares.jpg
Como habéis visto, Saturno poco a poco se despereza. Este verano dará buen espectáculo.

21 de febrero: la Luna volverá a coincidir en la eclíptica, esta vez solo con Saturno, y formará una triple alineación con Antares, una de las estrellas más grandes y brillantes del cielo de verano. Mes tras mes, irá adelantando una hora y media su salida, de forma que si en enero apenas podíamos verlo en la luz matutina, a finales de febrero podremos verlo a las 4.30 de la madrugada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

26 de febrero: si os quedasteis con las ganas de observar Urano porque era muy difícil hacerlo, este día podréis hacerlo sin pérdida. Localizando a Marte en el oeste, tendréis solo a medio grado –el tamaño de una Luna llena- y justo a su izquierda a Urano, sin la molestia de la Luna. Es una ocasión de oro para quienes observen a simple vista, con prismáticos o con telescopio.

Pese a quedar todavía un par de semanas de invierno, ninguno de los planetas será más fácilmente observable que los meses previos, ningún gran asteroide estará al alcance de los equipos más sencillos y los observadores menos doctos y el cometa 45P, salvo sorpresas, nos irá dejando hasta dentro de unos años.

Aprovecho para deciros que mañana ya tenéis una cita, como habéis visto, con el cielo, y que hasta el 29 de diciembre se aceptan vuestras imágenes de la naturaleza o del cielo que hayáis tomado este mes. Os animo a que las enviéis, ya que aparecerán en la compilación mensual que se realizará. ¡Mucha suerte, y al lío!

¿Por qué vemos a color?

Muy buenos días. Muchos os habréis preguntado: ¿por qué vemos a color? ¿Por qué vemos colores? ¿Por qué no vemos a color cuando observamos por el telescopio? ¿Y por qué no vemos infrarrojos, o ultravioletas? En múltiples ocasiones, muchos de los que tenéis telescopio os habréis podido preguntar por qué todos los objetos aparecen en blanco y negro y no como en las imágenes o, algunos que no lo tenéis, habréis pensado que todo puede verse como Internet nos muestra. Hoy vamos a ver que no es así y por qué vemos realmente los objetos en blanco y negro a través de un telescopio o de los binoculares.

Explicación

Dado que ponernos a hablar de la Física de la luz para explicar este concepto sería un tanto enrevesado, os pondré un ejemplo que os servirá de mucho. Imaginemos una habitación bañada por los rayos de Sol, y ahora pensemos en un objeto de color muy vivo; éste llama nuestra atención, es claramente visible. Ahora, imaginemos que hemos bajado las persianas. ¿Veis algo? Efectivamente, nada. La visión del ser humano es muy poco sensible a la luz, así que en condiciones de oscuridad total o parcial –sea una penumbra-, pierde la percepción de todos los colores. Ahora, imaginemos que han pasado unas horas, levantamos nuestra persiana de nuevo y, pese a estar completamente oscuro el cielo, los rayos de luz de la Luna se cuelan por nuestra estancia. Veremos los objetos de color llamativo que hemos señalado antes, pero sin embargo los veremos sin color, grises y negros.

brsdf
Así es como puedes cazar a Júpiter por un telescopio, turbulencias incluidas, pero a color.

Lo mismo ocurre con el telescopio. Cuando existe un cuerpo como el Sol que ilumina a todos los astros (planetas, cometas, satélites) éstos son visibles a color porque sus dimensiones son menores (brillo por unidad de superficie más alto) y la luz que emite nuestra estrella es tan intensa que refleja sus colores. Esta luz, que apenas tiene que viajar unos minutos o unas pocas horas hasta nuestros ojos, llega sin ninguna perturbación y el resultado son discos planetarios preciosos y coloridos. En nuestro ejemplo, equivaldría a levantar ahora mismo nuestra mirada y ver edificios iluminados por el Sol, con sus colores y detalles (bueno, temporales lluviosos aparte).

El problema llega cuando los objetos se encuentran fuera de nuestro Sistema Solar, a años-luz, como es el caso de las galaxias, los cúmulos o las nebulosas (es decir, el llamado ‘cielo profundo’). Estos objetos distan millones de veces más que nuestro Sol de nosotros y no están iluminados por ningún cuerpo que se sitúe próximo al observador. Por ello, su brillo superficial es tan bajo que no podemos distinguir color alguno. En nuestro ejemplo sería equivalente a intentar percibir el color de nuestra habitación solo mediante la luz de la Luna. Un objeto de brillo mucho más tenue en un entorno privado de la luz solar no puede permitírnoslo.

rigelwitch_andreo_big
La Nebulosa de la Bruja, en Rigel, muy llamativa, sí, pero muy grande, y por ello superficialmente tenue. Imagen por Rogelio Bernal Andreo.

Si a alguien le apetece ir más lejos, le pondré el ejemplo de la Nebulosa de la Bruja. En su caso, está iluminada por Rigel, la segunda estrella más brillante de Orión. Pero la realidad es que el brillo de ésta en comparación con el del Sol es de 54.000 millones de veces más débil (aprende a hacer estos cálculos AQUÍ), es decir, su fuente de luz es 54.000 millones de veces más débil que la que ilumina nuestros coloridos planetas. Esto sumado a que la nebulosa mide seis veces más que la Luna Llena, le acaba dando un brillo superficial de centenares de miles de millones de veces menor. Si a ello le añadimos que dista casi 1.000 años-luz de nosotros y su luz, viajera durante un milenio por el espacio exterior, llega altamente debilitada y refractada por la atmósfera, lo lógico es que se vea en blanco y negro.

97503129
Cuanto más oscuro el cielo, mayor la cantidad de estrellas visibles. Hasta ahí, nada nuevo. Imagen desde Santa María del Campo Rus por Aarón Esteve.

También esto explica que podamos ver estrellas solo de noche. Mientras la luz que recibimos de nuestra fuente lumínica (el Sol) sea mayor que la que recibimos de las estrellas nocturnas, ésta las cegará. Por ello, no comenzamos a observar las estrellas hasta que su brillo es mayor que el del Sol, hecho que se produce en el crepúsculo vespertino o en los momentos previos al crepúsculo matutino. Si el cielo tuviese color (asumiendo el color negro como la ausencia de todos), no podríamos ver estrella alguna. Es algo simple de imaginar, pero que hasta ahora no habíamos planteado formalmente.

1_es
Aquí podemos localizar fácilmente las partes que siempre oímos del ojo. Los fotorreceptores hemos de buscarlos en las últimas regiones.

Esto tiene su explicación física, pero también su explicación biológica. Los conos son la parte de la visión que se encarga de distinguir colores; existen tres (longitud de onda corta, media y larga, o nuestro red-green-blue) y son solo un 5% de todos los fotorreceptores oculares. Cuando la luz es alta, según cuál sea la longitud de onda del color que refleje un objeto, uno de los tipos de conos que poseemos se activará y comunicará al cerebro que estamos viendo ese preciso color. Por otra parte, los bastones son los órganos responsables de la visión nocturna en otros tres colores (blanco, gris, negro), y se activan cuando las condiciones de luz son reducidas -pueden captar en algunos casos fotones de manera singular-. Existen 100 millones de ellos (aproximadamente un 95% del total de los receptores) y son incapaces de mostrar color alguno. Su función es captar más luz en la penumbra, por lo que cualquier tenue luz ya desadapta nuestra visión en la noche. El hecho de que podamos ver en tres gamas de colores no es baladí -y el que los daltónicos no puedan, tampoco- y se debe a una mutación genética que se transmitió en el genoma de las mujeres, pero esto ya escapa a nuestro tema, y la explicaré si lo pedís en los comentarios.

Muchos os habréis preguntado, ¿por qué vemos en blanco y negro si nuestros conos pueden activarse en mayor número para captar colores aun en la oscuridad? Bien, la evolución nos ha dotado de mayor cantidad de estructuras para adaptarnos y defendernos en entornos escasamente lumínicos; algo con mucho más sentido, por otra parte, que adaptarnos a la cantidad de luz, que no reporta absolutamente nada a nuestra supervivencia. Por ello, poseemos una proporción aplastante de bastones en detrimento de conos. Ello nos ha llevado a tener una sensibilidad visual muy baja y a ser susceptibles a los extremos de presencia de color (blanco) o de ausencia (negro). Por ello, al observar en el telescopio con fondo oscuro, se activan nuestros bastones, mayoría absoluta de nuestras células visuales, y nos muestran todo en un lujoso a la par que insulso blanco y negro. De ahí que sea tan importante el brillo superficial de un objeto, porque pese a ser su magnitud más tenue, el que ocupen mucho menos espacio ‘hackea’ nuestro Sistema Nervioso y le hace creer que por estar más compactada la luz, la intensidad es mayor. ¡Y lo consigue!

0
Este sortudo astrónomo, con un instrumental exageradamente grande, logró ver la enorme M42 como un entramado violáceo-verdoso.

Una buena pregunta es… ¿Por qué con un pequeño telescopio no puedo observar colores y sí puedo hacerlo con uno muy grande? Bien. He mencionado que la existencia de luz es crucial para la activación de nuestras células y la captación de los colores. En presencia de una mayor cantidad de ésta, los objetos ganan brillo superficial y nuestros ojos detectan un aumento en su intensidad. Esto puede llevar a que los objetos más brillantes alcancen, a grandes aberturas, la luminosidad necesaria para que nuestros conos se activen. Un telescopio de 150 milímetros capta, por regla general, la mitad de luz que un telescopio de 300, al tener menos espacio para hacerlo. Por ello, quienes poseen grandes telescopios (de 254 milímetros en adelante) afirman poder observar colores en las condiciones pertinentes, porque se trata de verdaderos tragaluces que anegan nuestra visión. No obstante, no se engañen, hacen falta aberturas mayores para detectar algo que no sea nuestra propia autosugestión. Cuando uno sabe lo que debe verse, se lo imagina hasta tal punto que acaba viéndolo.

the-dumbbell-nebula-by-r-jay-gabany
Las nebulosas planetarias, esos objetos coloridos, altamente ionizados, calientes, medianamente cercanos y muy pequeños.

¿Por qué casi todos los objetos observables a color son nebulosas planetarias?

Las nebulosas planetarias son objetos relativamente próximos a nosotros (de cientos a miles de años-luz), generados por la rápida expansión de gases iluminados por una estrella que los excita. Éstas son de tamaño reducido (algún año-luz la más grande, y visualmente de las dimensiones de un disco planetario, por lo que reciben ese nombre) y poseen una fuente de iluminación propia y altamente brillante por su desmesurada temperatura superficial. Todas estas características, mezcladas, hacen de las nebulosas planetarias objetos candidatos a ser vistos con color. Ahora bien, quien haya visto objetos de espacio profundo por el telescopio a color, lo habrá hecho siempre bajo la misma tonalidad. ¿Y por qué diantres cuando observamos al telescopio, sea en nebulosas o sea en galaxias, todos los colores que apreciamos son azules o verdes, si en las fotos son amarillos, morados o hasta rojos?

Esto, todo, depende de nuestra visión. Como ya he explicado, tenemos poca sensibilidad lumínica. Dada nuestra ineficiencia en condiciones altamente lumínicas para observar colores, porque nuestra visión ha decidido evolucionar para captar cuanta más luz mejor en condiciones de penumbra, podemos observar los pocos colores que nuestros pocos conos nos permiten. De hecho, creemos verlos todos, pero en realidad existen infinitos más, solo que percibimos aquellas longitudes de onda para las que estamos preparados, que no es otra que la que va del violeta (corta) a la roja (larga). Después llegan los infrarrojos ante los que algunos animales se vuelven locos y que, sin embargo, nosotros no detectamos. (Hack mental: piense en cómo podrían ser los infrarrojos. ¿A que no puede sin que antes haya pensado en un color existente?).

a14cf10a5583d19f7cfdebd63cf64382_electromagnetic-spectrum
El espectro electromagnético. Ondas más cortas, energías más altas (izda.), ondas más largas, energías más bajas (dcha.). Nuestra luz visible, una nimiedad dentro de todo el espectro.

Pero espera… Has dicho ‘longitud de onda’. ¿Podrías explayarte?

Sí. Los colores están ordenados según su longitud de onda. En Física, la energía viene determinada por el producto de la constante de Planck (h) por su frecuencia (f). (h · f). Si tenemos en cuenta que la frecuencia (número de oscilaciones de esa onda) es igual a la velocidad de la luz entre la longitud de onda (ya que las ondas electromagnéticas viajan, todas y sin excepción, a la velocidad de la luz), podremos ver que cuanto menor sea la longitud de la onda, mayor será su frecuencia. Y como su energía es el producto de una constante por la frecuencia, cuanto menor sea la longitud de onda, mayor será la energía de la misma. Esto explica que el violeta (380 nanómetros) dañe más nuestra vista, sea más fácilmente captado por los conos y pueda incendiar materiales con más facilidad que el rojo (750 nanómetros). También explica por qué los astrónomos tenemos la manía de empapelar todo de rojo para no fastidiar nuestros ojos cuando observamos (¡malditos bastones, que desadaptan nuestra vista si ven azules!). Bien, digresión realizada, volvamos a nuestro caso:

spectrum
Energía en electronvoltios de los colores visibles. Primero, el violeta, último el rojo.

Estas ondas, que no son más que colores (¿O debería ser al revés?), llegan a nuestro cerebro y son interpretadas. Solo las más fuertes (violetas, azules o verdes) serán capaces de despertar a nuestros perezosos conos para que informen de que estamos viendo algo y no deriven su trabajo a los torpes bastones que digan que ‘ahí no hay nada’. Entonces, nosotros diremos ‘ese objeto tiene color’. Como azul, violeta o verde son los más potentes, de una Nebulosa, sea todo lo colorida que quiera, solo podremos detectar -cuando la luz sea lo suficientemente grande como para excitar nuestros bastones- estos tres colores. El resto podrá estar presente, pero al poseer la mitad de energía para nuestro cerebro no existirán. No serán detectables por las células de visión y serán un mero ‘blanco y negro’ para nosotros.

Por ello las nebulosas planetarias que posean colores de mayor frecuencia (a mayor frecuencia menor longitud de onda), como el azul o el verde, serán mucho más fáciles de ver que cualquier nebulosa gigante de colores débiles (como el amarillo y el rojo). Un buen ejemplo es M42 por sus dimensiones (que aparece al telescopio como un objeto de color verde pútrido, primera imagen), NGC 6210 en Hércules, que aparece como un objeto azulado (segunda imagen), o NGC 7662 en Andrómeda, que aparece como un disco diminuto de color verde-azulado (tercera imagen).

Esto es todo por hoy, es una entrada básica para entender la biofísica, el mundo de los telescopios y la astronomía observacional, y una de las dudas más planteadas por los astrónomos principiantes, siendo una de las mayores decepciones de quien se compra un telescopio sin saber de Física creyendo que el mundo es como las imágenes lo construyen. Deje un comentario si ha aprendido, le ha servido o incluso si tiene dudas. Un saludo y buenas tardes.

Cómo ver las Gemínidas de 2016 desde Sudamérica y Centroamérica

No todo es el hemisferio sur, y también hay observadores en el otro lado del charco leyéndonos desde Sudamérica y Centroamérica que merecen conocer cómo observar las Gemínidas, cuándo y hacia dónde mirar. Si usted es de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela, Costa Rica, Brasil o México (o comparte horarios similares) está de suerte, pues traemos todo lo que usted necesita. ¿Cómo ver las Gemínidas desde Sudamérica y Centroamérica? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo?  La respuesta a sus preguntas, en unas líneas. Más información